El Mundo es el Sueño de un Borracho

ME GUSTAN LAS PERRAS

Me gusta cuando las perras
en la cartera me ladran,
que me están gritando: ¡yerras,
que en la cartera no cuadran
ni las perras ni los pavos!,
de cuyos males se curan
en los sagrados verdores
de los bosques y del prado,
entre aromas y colores
que sus bienes aseguran.
Y yo, que no entiendo el chiste
ni el bien que tras él persiste,
titubeante me digo:
¡He bebido demasiado
y los síntomas perduran!
Y aunque mi alma esté triste
cual canario sin alpiste,
¡borracho en el mundo sigo!

Jesús María Bustelo Acevedo