El Móvil del Crimen

EL MÓVIL DEL CRIMEN

Ha dicho el juez entusiasta

que basta de móvil, ¡basta!,
y los adeptos de Franco
pensando que dio en el blanco
gritan: ¡vale la canasta!

El tío de Calatayud

famoso por la virtud
de ver en las niñas putas
anda en busca de disputas
nuevas con la multitud.

¡Que así le sube al gaché

a las nubes el caché,
se disimula la trama,
se limpia un poco la fama
y se gana más parné!

Que mientras los niños gimen

pues los hombres los oprimen
con guerras, hambres y horrores,
para este juez de menores
no es ese el móvil del crimen.

Jesús María Bustelo Acevedo

Tu nariz me hace feliz, emperatriz de la matriz y la motriz

TU PEQUEÑA NARIZ APUNTA AL INFINITO

Tu nariz va empinándose hacia el Cielo...
Ese extraño empinarse, ¿qué me evoca?...
¡Mejor en esto cállate la boca,
Jesús María Bustelo!

Ese raro elevarse a las alturas
de tu breve nariz coqueta y fina
no es como aquella elevación divina
ni cual la varonil de envergaduras...

Tiene mucho de tierno y femenino,
aunque tengas el gesto tan severo
que parece el de un coronel austero
que una bélica arenga a darnos vino...

Y torpe y tristemente escribo esto
sobre esa miniatura de nariz
sólo para ocultar que fui feliz
cuando íntegro me enamoré del resto
y cuanto no es el resto: tu nariz.

Jesús María Bustelo Acevedo

Una chaparrita muy machista y patriarcal

¡DE TRUMP NO DIGO NI PÍO!

Ha dicho Karma Chaparro
porque le sale del tarro
que Melania es una chica
que siempre se cosifica,
y así la mira con lupa
para ver si le hace pupa
con su pluma tan patriarca
que en la prensa deja marca,
que la Karma es chica lista
y es por eso tan machista,
y aunque parezca ridículo
así concluye su artículo:
"¡Melania será perfecta
cuando la tenga en mi secta!"
(Que es la secta de opuestos pareceres
que defiende y ataca a las mujeres).

Jesús María Bustelo Acevedo

Rutina de Yoga

RUTINA DE YOGA

Yo gaditano te digo
que yo gano con el yoga,
si el yoga no es una droga
y el gallo no es su enemigo.

Porque como el yoga el gallo
me dice que amanecí,
uno en su kirikikí
y el otro con cada ensayo.

Y yo, galante, medito,
que con el gallo la gaya
ciencia dichosa se halla,
y medito y me reedito.

Yo, gaditano, galáctico,
yo, gaviota, gamba y gato,
y yo Galicia y yo grato,
y yo teórico y práctico...

¡Y practico el yoga yo,
como el gazpacho practico
y en cuanto lo versifico
el yoga ya se acabó!

Jesús María Bustelo Acevedo

El Sexo de las Letras

EL SEXO DE LAS LETRAS

Femenina es la U,
masculina es la O,
y eso mismo soy yo
como ya sabes tú.

Masculina es la A,
femenina la I,
y por eso, ¡es así!
siempre va
tras de ti.
¿A que sí?
¡No ni ná!

¿Y la E?
¡Yo qué sé!
Para la E calibro
que es más que un verso un libro
lo que precisaré...

Cuando te compenetras
el sexo de las letras
claramente se ve.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Nunca he leído un libro!

¡NUNCA HE LEÍDO UN LIBRO!

Nunca he leído un libro...
Esos trastos rellenos de palabras,
¿qué más podrán decir cuando los abras,
si en la verdad me libro y me calibro?
¡Nunca he leído un libro!
¡Los libros que alimenten a las cabras!
¡Yo con ellos no vibro!

¿Qué podrán agregar, que no lo pesco?
¿Acaso soy carencia?
¡Ah, ya comprendo, me darán presencia,
y ante la masa un ademán chulesco!

Sirven, sin duda, para el disimulo,
la coraza, la pose y la apariencia;
para gritar: ¡yo soy hombre de ciencia,
y a ti, paleto, que te den por culo!

Entonces, que se sepa:
¡los pienso devorar, como buen trepa!

Jesús María Bustelo Acevedo