Los hijos de la culpa

LOS HIJOS DE LA CULPA

Los hijos de la culpa
caminan cabizbajos,
directo a sus labores
como está estipulado,
porque no son los ninis
que viven subsidiados,
ni son los perroflautas
ociosos y drogados,
ni los irresponsables,
ni los acomodados...
Los hijos de la culpa,
como está bien mandado,
sacrificadamente
y esforzándose al máximo,
cumplen con todas sus
obligaciones, temprano
se entregan cada día
a ese rito mundano
que les da la inocencia
y que llaman trabajo...
¡Los hijos de la culpa
son buenos ciudadanos!

Jesús María Bustelo Acevedo

Veganos Carnavaleros

VEGANISMO VIRTUAL

Veganos, que son veganos
pero sólo virtüales,
buscando que les regales
el aplauso de tus manos,
y luego, de carne hambrientos,
devoran los alimentos
de los pescuezos humanos...

Y también hay otra casta
de veganos: el Yutú,
para que los mires tú
y ellos atrinquen la pasta
y te digan: ¡tururú!

Y el vegano de Las Vegas,
y el vegano vegetal
que retiene un ideal,
y el que vierte en las refriegas
su verduleo verbal;
y el vegano que se pierde
porque siempre está muy verde..
¡Veganos de carnaval!

¡Veganos, que son veganos
pero sólo virtüales,
buscando que les regales
el aplauso de tus manos!

Jesús María Bustelo Acevedo

Etimologías

ETIMOLOGÍAS

Miseria viene de misa,
crédulo viene de credo;
de estar en su red, enredo,
y de su misa sumisa.

Sermón es ser del montón...
De obispo viene el obeso
que te confiesa, y confeso
te mueres en su prisión.

Sé que esta etimolomía
no es esa etimolosuya...
¡pero, en cualquier caso, huya,
porque hay tiempo todavía!

Jesús María Bustelo Acevedo

"¡Por mi culpa, por mi gran culpa, por mi grandísima culpa!"

LOS HIJOS DE LA GRANDÍSIMA CULPA

Los hijos de la culpa
pululan en España,
y nunca los exculpa
la patria y su patraña.

Dibujan con su chepa
ese rol que les toca,
da igual si es un masoca
o se trata de un trepa.

Ni los exculpa usté
ni los exculpo yo...
¡Ni el Papa, ni el Pepé!
¡Ni el pipí ni el popó!

Hijos que van, compadre,
con esa culpa en pos,
lo son, pero de Dios...
¡Que los exculpe el Padre!

Jesús María Bustelo Acevedo

La Virginidad del Amor



Es la virginidad
el arma arrojadiza
con la que Roma atiza
a la feminidad,
porque en su fe enfermiza
odia la libertad
del amor, que es verdad
que del alma se iza
y en sacra voluntad
y santa castidad
se nos materializa.

¡Y es el virgíneo lazo
del amoroso abrazo
que el cuerpo diviniza!

Jesús María Bustelo Acevedo

Los llaman científicos pero sólo son especialistas... Sobre todo, especialistas en atentar contra los desfavorecidos

¡CIENCINAZIS DEL MUNDO!

¡Ciencinazis del mundo!
(Perdón por lo de Ciencia,
pues todo nazi inmundo
sin ética y decencia
sólo es especialista
en enfocar su vista
en ese aprendizaje criminal
que no halla otro ideal
que someter su cínica inventiva
al mundano poder que desde arriba
impone su demente
fanatismo inmoral)...
¡Ciencinazis del mundo!,
que ignorando los propios corazones
matasteis a millones
de niños inocentes
con vuestras asesinas
bombas y medicinas
en el sangriento y triste siglo XX...
¿el XXI vais a hacerlo igual?

Jesús María Bustelo Acevedo