¡Otra vez me morí!

¡OTRA VEZ ME MORÍ!

Otra vez me morí, ¡vaya fastidio!,
cada día es igual, ¡no lo comprendo!,
y me pasa precisamente ahora
que llevaba a los niños al colegio.
¡Qué vergüenza he pasado! Los vecinos
seguro que murmuran, los muy necios...
que si me trastornó lo de mi ex...
que si falta una tuerca en mi cerebro...
que si la menopausia, que si rompo
la capa del ozono con los cuernos...
y que si patatín y patatán...
¡Qué harta estoy! Pero tengo
una entrada para la fiesta eterna
que hay en el cementerio,
y allá mañana mismo iré con este
disfraz de muerta auténtico...
¡Me tienen que matar para perderme
la fiesta de los muertos!

Jesús María Bustelo Acevedo

La Patria sin Matria

LA PATRIA SIN MATRIA

¿Cuándo regresaremos
a nuestra patria
las mujeres que estamos
aquí exiliadas?

Desde que aquí llegamos,
la voz de un dios
nos expone a las masas
de un modo atroz.

Con su dedo señala
nuestras narices
y nos hace culpables
de todo crimen.

Somos las que parieron
todo el dolor,
nos grita cada día
sin compasión.

¿Cuando abandonaremos
la patria esta,
que tenemos bien claro
que no es la nuestra?

Jesús María Bustelo Acevedo

Letanías del Árbol de Guernika

LETANÍAS DEL ÁRBOL DE GUERNIKA

El árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

Tenemos por ejemplo,
ese llamado roble,
robusto, firme, noble,
un tesoro en el templo
de la selva sin doble.

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

Gran árbol, en verdad,
el que llaman acebo,
con el que me renuevo
en cada Navidad..
¡Y al que hasta el nombre debo! 

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

Sabemos que el laurel
simboliza la gloria,
mas no a la vana historia
que acabará con él
al perder la memoria...
¡Efímero oropel!

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

El ciprés, a Plutón...
Y a alguno le conviene
que simbolice al pene
(promiscuo o maricón,
normalmente es el nene
que da tal acepción).

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

La palmera, a las Musas,
y a los Genios los plátanos...
El narciso retrátanos
si fueramos ilusas
sombras y el mundo átanos.

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

Y dicen que la acacia
simboliza la red
del amor y la sed
a la que nunca sacia...
Si del amor la gracia
queréis, ¡siempre bebed!
¡Lo demás es falacia!

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

El pino es el descanso
del viajero del mundo,
aventurero manso
de corazón fecundo...
¡simbolismo profundo!

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

Y tenemos al sándalo,
luz en que me ilumino,
ya fuera yo un latino
o ya fuera yo un vándalo...
Si sabes el camino,
¡toma el camino y ándalo!

Y el árbol de Guernika,
¿qué coño significa?

El árbol de Guernika,
el Guernikako Arbola,
para mí es otra trola
en la que el hombre pica...
Por eso no me mola
eso que significa.

¡Que cualquier árbol es Naturaleza
y es de todas y todos su belleza!

Jesús María Bustelo Acevedo

La Puta, el Borrego, el Ciprés y la Roca

LA PUTA, EL BORREGO, EL CIPRÉS Y LA ROCA

¿Callado como una puta?
¿Qué culpa tendrá la chica
que ejerce de prostituta?
¡A ver si alguien me lo explica!

¿Sumiso como un borrego?
¿Es mala la mansedumbre
de ese animal? ¡Que me alumbre,
quien llegue a entenderlo, luego!

¿Y quieto como un ciprés?
¡Movimiento no es la guerra
del violento, y sí lo es
el del que, firme en la Tierra,
apunta al Cielo después!

¿Y muerto como una roca?
¡Muerto estará el que se apene
y mortal refugio tiene
en su montaña de coca!

Jesús María Bustelo Acevedo

Aristóteles

ARISTÓTELES

Esta gira que doy por Macedonia,
ya que me tomo el postre,
ante la adversidad que me endemonia
fehacientemente espero que la arrostre.

Cual Alejandro Magno que subyuga
territorios ignotos,
conquisto yo las cotas y los cotos
sin que haya opción a fuga.

En el fértil jardín de Apolo Licio,
que rebaños sociales dignifica,
doy comprensión a la virtud, o al vicio,
que el credo y la ignorancia magnifica.

Anciano escucharé, peripatético,
del Liceo las músicas sinfónicas,
y aquí acaban las crónicas
de mi estómago y mi cerebro ético.

Jesús María Bustelo Acevedo

Historia del Pueblo Judío

HISTORIA DE EVA

¡Lapidemos a Eva!, ¡lapidémosla!
Ella nos traicionó con esa fruta,
por ser débil, ser frágil... ¡por ser puta!
Si ahora la muerte manda... ¡pues matémosla!

Es la oración judía que se eleva
de un corazón que lo que ataca lleva.

Nos costó una costilla, la costilla
que nos torna la gloria en una cuesta;
¡lapidémosla entonces, porque apesta,
y no es más un apoyo! ¡Es una pilla!

Es la oración judía que se eleva
de un corazón que lo que ataca lleva.

¿Para eso hizo Dios el Paraíso?
¿Para que una mujer pecaminosa
se volviera que Dios más poderosa
pues su desobediencia vil lo quiso?

Es la oración judía que se eleva
de un corazón que lo que ataca lleva.

¡Ya nada vale Adán, ni un ave es Eva!
Con dolor al Edén se le da fin,
multiplicándose la raza nueva:
¡los hijos de Caín!

Jesús María Bustelo Acevedo

Peligros de la Niu Guay

¡PELIGROS DE LA NIU GUAY!

Peligros de la Niu Guay,
¡uh qué miedo, protegen-nos!
¿Nos protegerá el Estado?
¿Nos protegerán los muertos?
¿Los mafiosos de las letras?
¿Los cursillistas famélicos?
¿Los que dolores y dólares
han convertido en viajeros?
¿Los turistas de los dogmas?
¿Los turigrinos del Cielo?
¿Los que levantan la palma,
o los del puño colérico?
¿Los que miran a tus ojos
para hincarte allí los dedos,
como Mourinho locuaz,
puto amo del camelo?
Peligros de la Niu Guay...
¡Guay, como dijo el maestro,
de aquellos que van detrás
y van por detrás jodiendo!

Jesús María Bustelo Acevedo

Thinspiration

THINSPIRATION

Quiero estar delgadita,
sonreír al espejo
y ver en su reflejo
la risa más bonita.

No quiero ser la vaca
grotesca, la glotona,
mas la esbelta amazona
que cabalga en su jaca.

Que me envidie un enjambre
de cuarentonas gordas,
y que responda al hambre
con mis orejas sordas.

Será mi sacrificio
para sentirme sexy;
si te irrita mi oficio,
¡vete y pégale al vicio
del perrito y la pepsi!

La comida, macabras
vísceras, me da asco,
¡y ya tan sólo masco
las palabras!

Jesús María Bustelo Acevedo

Cómo atreverse a dar el salto y gestionar los miedos que te bloquean o cómo no dar salto alguno sin tener miedo y sin bloquearte (libro 1, capítulo primero, sección I, versículos 1-20), o simplemente un poema improvisado y sin título que pretende hacer una pequeña crítica sin acritud a todos esos coaches que están obsesionados con que nos movamos hacia adelante, como si delante hubiera algo que no estuviera plenamente aquí

CÓMO ATREVERSE A DAR EL SALTO Y GESTIONAR LOS MIEDOS QUE TE BLOQUEAN O CÓMO NO DAR SALTO ALGUNO SIN TENER MIEDO Y SIN BLOQUEARTE (LIBRO 1, CAPÍTULO PRIMERO, SECCIÓN I, VERSÍCULOS 1-20), O SIMPLEMENTE UN POEMA IMPROVISADO Y SIN TÍTULO QUE PRETENDE HACER UNA PEQUEÑA CRÍTICA SIN ACRITUD A TODOS ESOS COACHES QUE ESTÁN OBSESIONADOS CON QUE NOS MOVAMOS HACIA ADELANTE, COMO SI DELANTE HUBIERA ALGO QUE NO ESTUVIERA PLENAMENTE AQUÍ

¿Qué hago?, ¿doy el salto,
o paro y hago un alto?
La coach me dice: ¡dale!,
y yo respondo: ¡vale!,
pero, meditabundo
allá en lo más profundo,
después la rectifico
cuando me petrifico
en el perenne error...
¿La zona de confort?
¡Pues bien me echara un cable
si fuera confortable!...
Lo cierto es que esta duda
también la tuvo Buda...
A ver si me ilumino
si con la duda atino
lo mismo que el Sidharta,
que tanto coaching harta...
¡Tal vez lo cambie un día
por la Psicología!

Jesús María Bustelo Acevedo

El Portal 1.000

EL PORTAL 1.000

El Portal 1.000 hoy se apertura,
y es el más sabio y el más hondo,
el que te abraza, el que te cura...
¡y llamo 1.000 en plan cachondo!

Ya hubo un Portal para la plebe
que nos iluminó también,
y no fue el 9-9-9...
fue, simplemente... ¡el de Belén!

El de Belén de Palestina,
que cosas dicen que te llevan
a confundir, ¡vaya pamplina!,
con el Belén... ¡Belén Esteban!

Pero, en resumen, el gran lema
que nos comparte el Portal 1.000,
es que te abras al poema
que te libera del sistema
como a la Primavera abril.

Jesús María Bustelo Acevedo

Vivir en Magufolandia

VIVIR EN MAGUFOLANDIA

Vivir en Magufolandia
me produce desparpajo,
pues permite que el badajo
alcance al vuelo del grajo
dando sombra a toda Islandia.

Y al soldado del sistema
que me dice: ¡be... be... be...!
yo le endiño mi abecé
disfrazado de poema.

¡Cosas de la ociosidad
que los milagros produce
y al borrego que se cruce
lo parte por la mitad!

Y una vez partida en dos
esa cabeza tan lerda,
se va a la mierda la mierda
cuando se le dice adiós.

Que a Dios pongo por testigo
que jamás hallé magufo
con tanto serrín y tufo
como el cerebro que digo.

Y esto son tan sólo chistes
que el capricho versifica
y al mundano mortifica...
¡mas hay cosas que son tristes!

Porque a esos soldados viles
perdono afrentas y cuentos,
mas no que maten a miles
de pobres sin alimentos
probando medicamentos
en crímenes mercantiles.

Jesús María Bustelo Acevedo

De las Hartas de Cristo a las Cartas de Cristo

LAS CARTAS DE CRISTO

Emburkado el corazón
por las doctrinas sombrías
iban las fieles y pías
a hacer su delegación.

Impuesta la penitencia
de la tenebrosa misa,
les dolía hasta la risa
a todas en su demencia.

Y nos las mueven de allí
ni las pancartas ni el ocio,
ni el negarlas ni el negocio,
ni el freno ni el frenesí...

Siempre bajo la vigilia
del párroco reprimido,
con Roma comprometido
al despreciar la familia...

¡Hasta el hartazgo, que hartas
de lo basto y de lo visto
se halla un basto mundo en Cristo
reconocido en sus Cartas!

Jesús María Bustelo Acevedo

San Pablo y Sus Iglesias

EL DIABLO DE PABLO Y LA NECIA DE SU IGLESIA

Eres un viejo, Pablo,
un viejo para el niño
que vive en el cariño
y ajeno a ese diablo
que apunta a lo Mouriño.

Ni aquí ni en Polinesia
la boca que desprecia
alberga su alma pura
y ajena a la locura
de tu vetusta iglesia.

Jesús María Bustelo Acevedo

La chepa de Pablito va in crescendo

LA CHEPA: PATRIMONIO NACIONAL

La chepa de Pablito va in crescendo 
con extrema violencia,
y es la clara evidencia
de que el chaval se está comprometiendo,
y lo mismo que el toro, con vehemencia,
con su gran cornamenta va embistiendo...
En esta España boba
del esfuerzo y el vano postureo
de importancia vital es, según veo,
lucir esa joroba...
¡Oh patrimonio nacional, oh chepa,
que en todo nuevo trepa
luce orgullosa cada hispana espalda,
ya lleve pantalón o lleve falda!
¡Y que viva la Pepa
de Cai con su bandera roja y gualda!

Jesús María Bustelo Acevedo

¿Qué es el fútbol?

¿QUÉ ES EL FÚTBOL?

Fútbol es degradación
humana, exhibicionismo
del torso de un gordinflón
que practica el onanismo.

Fútbol es zafio malaje
que menosprecia, inmoral,
a ese gran profesional
que ejerce el libre arbitraje.

¡Fútbol es esclavitud
al yugo de la ignorancia
que hace en viril petulancia
del bajo vicio virtud!

Mediocre, perversa guasa
del monigote fatal...
¡Paganería social
que se le impone a la masa!

Jesús María Bustelo Acevedo

Estamos Orgullosas

ESTAMOS ORGULLOSAS

Estamos orgullosas,
el gozo compartimos
desde que nos unimos
en un mismo sentir;

los casos y las cosas
jamás nos importunan
en tanto nos reúnan
las ganas de vivir;

un infinito lazo
nos ata al Universo,
amoroso, diverso,
que no se puede ver

con un simple vistazo,
pues sólo el corazón
testigo es de la unión
de una y otra mujer.

Perennemente amamos
nuestras almas hermosas,
y somos como estamos,
y estamos orgullosas.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡La pasta para Panamá, para Panamá na má!



¡LA PASTA PARA PANAMÁ, PARA PANAMÁ NA MÁ!

La pasta pa Panamá,
allá la pasta s'agranda,
allá la pasta va a más..
La pasta para la casta,
¡pa la casta nada más!

Panamá, para mamá,
para papá, paparapa,
para la banca malvada
la pasta, la pasta gansa...
¡Nada, nada habrá jamás
para las almas calladas,
maltratadas! ¡A mangar!,
tal clama la casta baja,
amarga, tan atrapada
a la más baja maldad
para jamás avanzar...
¡Jamás habrá paz, jamás!,
¡amar la pasta la mata!

¡La pasta manga la casta!
¿Para papas? ¿Para pan?
¡La pasta pa Panamá!
¡La pasta para las balas!
¡Para las almas más malas!
¡Para la banda fatal,
fantasma, facha, falaz!
¡Pasta pa agrandar la farsa!
¡Pasta para fracasar!
¡Para pagar las granadas!
¿Granadas para manyar?
¡Granadas para matar!
¡Para matar a las almas
más mansas! ¡Pasta malvada!
¡La pasta pa Panamá!
¡Para nada más la pasta!
¡Para la casta haragana,
vana, atascada, fatal!

Mas la llama, la llamada,
las almas abrazarán
para alzar cada mañana
palabras para la paz...
Para Panamá, La Habana,
Canadá, La Mancha, Parma,
Caracas, Grandas, Granada,
Alaska, Madagascar,
Java, Praga, Ghana, Chad,
a las playas catalanas,
a Bagdad, Madrás, La Paz...
¡Ah la paz, la paz la alcanzas
al acabar la maldad!...
¡Al amar!

Jesús María Bustelo Acevedo

Desde Pinochet hasta Bachelet



DESDE PINOCHET HASTA BACHELET

Desde Pinochet hasta Bachelet,
hasta Bachelet desde Pinochet,
este mundo inmundo de carne y carnet,
con su letanía y con su cuplet,
con Nadal que vuelve a ganar otro set,
con otra entrevista que graba el Punset,
donde hay tanto Pérez y hay algún Peret,
y sueña el que apuesta, que en inglés es bet,
y sufre el que teme y corre al toilet,
y el que pinta poco o el que emula a Huguet,
viva en la chabola, viva en el chalet,
sigue con el mundo desde Pinochet
girando y girando hasta Bachelet...
¡Todo da noticia de la misma net
de este mundo inmundo de carne y carnet!
¡Desde Banochet
hasta Pichelet!

Jesús María Bustelo Acevedo

La Zona de Confort



LA ZONA DE CONFORT

Es la zona de confort,
que me tiene retenido,
y prendado y  abducido
por su mágico esplendor,
su alegría y su color,
¡paraíso prometido!

Si la coach me pide, ufana,
que de sí me libre, por
pretenderme lo mejor,
siempre le respondo: hermana,
no te apures, por favor:
¡toda expectativa es vana
sin la tierra gaditana
que es mi zona de confort!

Jesús María Bustelo Acevedo

Beethoven, ¡eres patético!



BEETHOVEN, ¡ERES PATÉTICO!

Beethoven... ¡eres patético!...
¡Y heroico y mitológico!
¡Romántico, pedagógico,
estrambótico y hermético!
¡Y mistérico y profético!
Simpático y antipático,
¡carismático Beethoven!
¡Siempre joven
y eternamente patético!

Oh Beethoven,
imposible es que te roben
ese universo poético...
Normal que los que no troven
ni creen, allá en su mundo
de sordos del alma inmundo,
se joroben,
y paseen sus jorobas,
cargas bobas,
por un mundo moribundo,
sombrío y analfabético...
¡Oh Beethoven,
siempre joven
y eternamente patético!

Jesús María Bustelo Acevedo

Sociedad

SOCIEDAD

Abducidos por la paganería,
llevando por bandera, cabizbajos,
la chepa de la culpa, van los majos
y las majas hacia la factoría.

A los hijos, en cárceles, o escuelas,
del sistema le inyectarán los hilos;
los campos de concentración, o asilos,
se encargarán de abuelos y de abuelas,

También está la tele,
¡santa ciencia!,
que genera la horizontal violencia
que arrogante usará todo pelele
para crucificar a la Inocencia...

Y esto es todo, ¡punto y final!... o aparte...
pues siempre permanece la esperanza
de la Verdad que alcanza
a liberarte.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Felicidades, El Corte Inglés!

¡FELICIDADES, EL CORTE INGLÉS!

Felicidades, El Corte Inglés...
Si ya sabemos que hay muchos cortes
en esta España de los recortes,
felicitarte no me da corte
y felicito sin interés.

Aquí tenemos, de sur a norte,
muchos corteses y mucho corte:
tenemos Cortes de la Frontera
(una frontera que es otro corte
que a nuestra Tierra vuelve extranjera);
están las Cortes que nos joroban,
donde se enfrentan los que nos roban;
Cortes de Cádiz, cortes de pelo,
Corte del Pardo y el reyezuelo....

Hay muchas cortes, pero ya corto,
que de nombrarlas hasta me corto
porque no quiero ser descortés...
¡Así que aborto,
que si me corto no me soporto!
¡Felicidades, El Corte Inglés!

Jesús María Bustelo Acevedo

La Bandera de Chiclana

LA BANDERA DE CHICLANA

La bandera de Chiclana
es como te dé la gana;
puede ser tan blanca y verde
como el campo en que se pierde,
como su salina llana...

Tal vez roja y amarilla
como el Sol que siempre brilla
por la cara y por la espalda;
tal vez como el rojo y gualda
de Aragón y de Castilla...

O tal vez blanca y azul,
cual la vela, cual la brisa
del pirata de Estambul,
que es currante o es gandul,
mas mejor que el de Suiza...

La bandera o el pendón,
¿cómo es ella?, ¿cómo es él?
¿Tal vez púrpura y dulzón?
¿Dulce como el moscatel?
¿Morado de chicharrón?

Dígame entonces, paisana
chiclanera, campechana,
el color de ese pendón...
¡La bandera de Chiclana
es como te dé la gana!

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Feliz No Día de la Mujer!

¡FELIZ NO DÍA DE LA MUJER!

Feliz No Día de la Mujer
a las que forman parte del mundo
y a todas las que no están en él,
que es más sagrado y es más profundo.

A aquellas que necesitan flores
y chocolates y adulación
y a las que tienen todos sus dones
íntegramente en el corazón.

¡Feliz No Día de la Mujer
a todas las que son mujeres
y a las que no lo son también!

Jesús María Bustelo Acevedo

Adiós es Hola a Dios

ADIÓS

Adiós es la bendición
que el Hijo de Dios, el Hijo,
te dice a ti y al Canijo
y a toda la Creación.

Adiós, mi querido amigo,
que por lo que yo comprendo
viene de "a Dios te encomiendo
y en Su Nombre te bendigo".

No te puedes, en verdad,
divorciarte de la Fuente,
que comparte, eternamente,
toda Su Divinidad.

Que no hay Dios en las alturas,
ni en las nubes, ni en las cumbres,
sino en ti, para que alumbres
a las mentes más oscuras.

Jesús María Bustelo Acevedo

El Alcalde

EL ALCALDE

Se vea como se vea,
un señor y un caballero
fue don Fermín Salvochea,
y esa chusma que alardea
de ser su clan heredero
considero
que lo afea.

Fue don Fermín un trovero,
un delicado poeta
que expresó en cada cuarteta
su sentimiento sincero...
El junta letras, empero,
de la copla visceral,
no puede, para su mal,
cantar a las libertades
con lo hizo don Fermín,
que desde su buen principio
es capaz de ver el fin,
de un confín a otro confín,
igual que la diosa Gades
desde su gran municipio.

Tú eres, poeta, el alcalde,
anarquista,
altruista,
de corazón y de balde;
que el otro, el del postureo,
el de la copla y el ripio,
no es don Fermín Salvochea.

Jesús María Bustelo Acevedo

Noticias de Actualidad

NOTICIAS DE ACTUALIDAD

En el Reino de Thartessos
hay gente de maravilla,
pero también los hay siesos,
como por ejemplo esos
que gobiernan en Sevilla.

Se ve por toda la costa
gente sencilla y jovial,
pero allá en la capital
los que viven a su costa
son mensajeros del mal.

Lo mismo en Cádiz que en Huelva
que en Málaga o Almería,
es normal que nos envuelva
el Reino de la Alegría,
que es el Reino de la Selva
sin miedos ni hipocresía...

¡El miedo, que es el infierno
que exige que haya un gobierno!

Jesús María Bustelo Acevedo

Me dan miedo las mujeres

ME DAN MIEDO LAS MUJERES

Me dan miedo las mujeres...
Esas, tan desconfiadas,
que escrutan desde el infierno
las verdades de mi alma,
y ya ni sé si me ven
o ven sus propias miradas...
Me dan miedo, lo confieso...
Y aquellas, acomplejadas,
que se acercan con espasmos
y se marchan relajadas
pero llenas de rencor...
es decir, bien recargadas...
Las mujeres, tan bonitas,
que ni son medias naranjas
ni son la mitad del Cielo
porque el Cielo entero guardan...
Me dan miedo las mujeres,
maternales, animadas
por algo que no es del mundo,
aunque el mundo las atrapa...
Aquellas, tan compasivas,
con las compasiones falsas
que aprendieran en el miedo
y heredaran en la infancia...
Las otras, tan decididas,
que vienen con esperanzas
tan grandes como terribles
para sus propias entrañas...
Las que llaman a tu puerta
si la puerta está cerrada,
y que cuando se les abre
huyen aterrorizadas...
Y es el monstruo del que huyen
el de estas mismas palabras,
el que teme a las mujeres
que idolatra.

Jesús María Bustelo Acevedo

Consejo

CONSEJO

Interpreta, Jesús, con más Amor
todo lo que acontece en torno tuyo,
porque nada es ajeno a ese capullo
en el que late el Reino del Señor...
Dios lo sabe y lo sabe Perogrullo,
que todo se proyecta,
y es tu verdad o tu ilusión perfecta
lo que se te interpreta frente a ti,
y es tu no el no que ves, y el sí es el sí,
y Dios es la Verdad
y el mundo es una secta.

Jesús María Bustelo Acevedo